Por: Diego Velásquez, CEO & Partner

Hoy, renovarse es tendencia. La inmediatez de la vida digital, la rapidez con que todo avanza, nos obliga a estar en constante revisión y en renovación permanente.

CMV ya es una agencia que ha alcanzado la madurez, que ha vivido una época de grandes cambios en el mundo y muy específicamente dentro de la publicidad. Hace 4 años vivió su primera gran renovación, al encontrarnos con R&R, una gran agencia, poseedora de la cuenta de Las Vegas, entre otras marcas relevantes; ganadora de premios con la campaña “What happens here stays here”. Este encuentro da como resultado CMV R&R, una agencia con experiencia, pero dispuesta a arriesgarse.

En 2018, renovamos nuestra cara, cambiando la imagen que nos identificó durante 18 años, para modernizarse y fusionarse con nuestra hermana norteamericana. El cambio se da por dos razones: la exigencia de la gente joven que trabaja aquí y quiere sentirse en un lugar propio y, dos, R&R transformó su imagen y la forma de ver el negocio.

Pero también se ha renovado el espíritu de la empresa, sumando las direcciones de Medios y Relaciones Públicas. Tenemos mucho que heredar de R&R, que posee un área importante de RP, además de que algunos de nuestros clientes, por la buena relación que tenemos con ellos, nos han solicitado que manejemos sus medios. El servicio y la entrega final son responsabilidad de la agencia, todas las áreas arrancan de la estrategia de marca, por lo que hace sentido tener todas las demás áreas que conviven con ella.

Es así como CMV R&R presenta un nuevo rostro pero el mismo corazón, para seguir viviendo nuestra filosofía “Happy brands by happy people”, siempre enfocados a ser un socio estratégico de nuestros clientes, un aliado que los va a ayudar a conseguir su objetivo, vamos a facilitar que él se enfoque a lo que tiene que hacer y no tenga que preocuparse por lo que hacemos nosotros.