2018 fue un año lleno de sorpresas para muchas industrias en el negocio. Los acelerados cambios que experimentamos se debieron a variaciones geopolíticas, incertidumbre en el consumidor en general y una realidad económica que empieza a verse más retadora en la base de la pirámide mexicana.

Asimismo, fue un año de realidades opuestas para muchos negocios en búsqueda del camino correcto para su marca:

  • Marcas que buscan ser más transparentes y responsables en sus prácticas vs. Usuarios con menos confianza en discursos corporativos éticos.
  • Tecnología cada vez más relacionada en la vida de la gente vs. Usuarios cada vez más preocupados por su data.
  • Un México más conectado y con más acceso a compras en línea vs. Usuarios con ojo más crítico de dónde gastan su dinero en canales online.

 

Es por ello que año tras año nos lanzamos a la tarea de estudiar las tendencias que vienen. Es una sumatoria de diferentes estudios a nivel mundial y local para entender las realidades cambiantes en el contexto del consumidor y cómo se relaciona con las marcas.

 

Tecnología

Desde hace años los avances tecnológicos nos tienen al borde del asiento para saber cómo modificarán la realidad de nuestros negocios. Un ejemplo de ello lo observamos en tendencias de tecnologías Open Source, que facilitan la democratización de la data para causas responsables. Como el caso de la empresa Argentina “Atomix”, que libera a quién lo requiera, modelos 3D de prótesis para ser impresos en cualquier parte del mundo y facilitar el acceso a prótesis a miles de personas de escasos recursos.

Por otro lado, algunas marcas están capitalizando comercialmente el desarrollo de nuevas tecnologías, como el “Hololens” de Microsoft, que promete ser un gran salto en el sector de realidad virtual y aumentada.

 

Influencia

La influencia también cambia. Algunas marcas están optando por acercarse más a los usuarios, por lo que el uso de “microinfluencers” está cada vez más pensado para estrategias de lanzamiento de producto y startups.

 

Transparencia

Los consumidores están a la búsqueda de empresas social y ambientalmente responsables, para ser ellos mismos parte del cambio que quieren ver en el mundo. Vimos en 2018 casos como el de Nike, que tomó una postura controversial en la protesta de algunos atletas en contra del racismo en EE.UU., caso que ya documentamos previamente en el blog.

 

Autenticidad

Más consumidores están a la búsqueda de productos y marcas que tengan una historia original que contar. Sus ingredientes, procesos o inspiración, debe permitirle al consumidor contar algo de ellos mismos más allá de lo funcional. Lo vemos claramente en el mundo de la moda y el retail, donde algunos diseñadores con este espíritu en mente han fallado en la implementación y han sido acusados de apropiación cultural por el uso de inspiración ajena a ellos y sus marcas, como el caso Dior, perfecto ejemplo de un “cómo-no-hacerlo”.

 

Estos son algunos ejemplos de todo a lo que hay que seguir la pista el próximo año. Aunque algunos de ellos no parecen impactar de forma inmediata o directa a nuestros consumidores, es importante monitorearlas ya que pueden ir modificando el panorama de acceso tecnológico de nuestros compradores y hacerlos usuarios más exigentes de las marcas que manejamos.

 

Para descargar el reporte de tendencias, haz clic aquí y comunícate con nosotros para conocer cómo aprovecharlas para tu marca y negocio.