“Razonable, a su manera, hasta en sus mayores extravíos, metódica en su locura, soñadora, de acuerdo, pero sin dejar de evocar en sueños visiones que enseguida son aceptadas y comprendidas por una sociedad”

Henri Bergson- La Risa

 

A lo largo de la historia muchísimos pensadores han intentado definir el tema de la risa, tanto así que hasta algunos han descrito al humano como un animal que ríe. Pero… ¿qué significa la risa? ¿de dónde sale tan hilarante sensación, tan placentero cosquilleo psíquico? Imposible sería encerrar a la risa en una rigurosa definición. La risa es algo que está vivo, en constante movimiento, cada vez que se nos presenta transmuta y se transforma en algo nuevo. La risa es práctica e íntima, cada vez que nos reímos es como ver a un viejo amigo que hace tiempo no teníamos cerca. Nos alegra, nos motiva y nos hace pensar al mundo de una manera distinta.

 

Pero para que la risa pueda existir tiene que haber el elemento sorpresa, sin sorpresa la risa no es más que un reflejo. La risa nos saca de nuestra comodidad cotidiana y por lo mismo es un antídoto perfecto para el estrés. Cuando nuestro ritmo de vida exige demasiado de nosotros, la risa llega y nos da un momento de calma, un buen rato en el que podemos ver nuevamente eso por lo que nos gusta tanto vivir. La risa nos recuerda la herramienta más poderosa que tenemos, la felicidad. Si reímos nos sentimos felices y desde ahí es donde las buenas ideas nacen.

 

Hasta aquí hemos visto que la risa potencia la felicidad y desde ahí las mejores ideas ven la luz, entonces la risa es la herramienta perfecta para todo creativo. Una filosofía basada en la felicidad y la risa trae no solo ideas brillantes, sino honestas y alegres, ideas que no solo sacan sonrisas en los espectadores, ideas que no solo son ideas. La creativa carcajada nos permite alcanzar ideas con vida, no estáticas y tiesas como serían las que nacen del estrés.

 

Sumado a todo esto y por si no te has convencido del potencial que tiene la risa para la creatividad, la risa también nos carga de energía y activa a las neuronas, entonces las ideas llegan más rápido. Nos hace disfrutar lo que hacemos y nos motiva a atrevernos a cosas nuevas. Nos relaja, y la creatividad solo es posible en momentos tranquilos. Es más, para el pensamiento Zen, en la base de la creatividad esta el no intentar alcanzarla, el impulso creativo invita a contemplar el paisaje y ver el fluir y la interconexión de todas las cosas. Dicho esto, la risa nos permite aceptar ideas locas con más facilidad, nos hace olvidar los prejuicios y libera al pensamiento para que viaje por donde quiera. El elemento sorpresa de la risa fomenta la espontaneidad, lo que nos ayuda a formular ideas nuevas y experimentales. La risa transforma al pensamiento de algo rígido y formulario a un libre juego de imaginación, en donde nos permitimos cometer los errores necesarios para experimentar con las ideas. Por último, la risa y el humor nos ayudan a cuestionar la sabiduría convencional, cuestiona el orden establecido y heredado y entonces se facilita una forma de pensamiento creativa e innovadora.

 

En CMV R&R nuestra filosofía es la felicidad, la risa es nuestra forma de estar y la creatividad es nuestra misión. Nos damos tiempo de reír todos los días. Para nosotros la creatividad es una carcajada, así nuestra forma de trabajo.

 

Diariamente llevamos a la práctica nuestro lema:

Happy Brands by Happy People